ultimas noticias de portatiles
Apple

Prueba del Apple iPhone 14: un smartphone aún bajo management, pero sin sorpresas

Prueba del Apple iPhone 14: un smartphone aún bajo control, pero sin sorpresas

El iPhone 14 luce un bloque de fotos muy related al del iPhone 13, con dos módulos alineados en diagonal. Seguimos lamentando la ausencia de una tercera distancia focal que hubiera ayudado a diferenciarlo del modelo anterior (está reservado para los modelos Professional, a un precio mucho más elevado). Observamos que Apple promete, en el lado del módulo gran angular, la integración de un sensor con una definición todavía fija en 12 megapíxeles, pero cuyos píxeles se anuncian en 1,9 μm, frente a los 1,7 μm del año pasado. La óptica asociada se abre en f/1.5 en lugar de f/1.6. En definitiva, pequeños cambios que dan esperanza para una mejor gestión de la poca luz.

Por otro lado, ante los smartphones de más de 1000€ que compiten con él, cabe recordar que al iPhone 14 le falta versatilidad: el teleobjetivo de sus competidores se reserva para los modelos Professional de Apple.

Módulo gran angular: 12 Mpx, f/1.5, eq. 26 mm

Los iPhone suelen brillar en el ejercicio del gran angular, y está claro que siempre lo consigue. Hay que decir que ante un Galaxy S22 que tiende a hacer tomas ruidosas, aquí gana el iPhone 14. La acentuación es un poco más pronunciada y aumenta la legibilidad de los elementos pequeños. La colorimetría también gana en precisión. Si comparamos las tomas de este nuevo iPhone con las del iPhone 13, vemos un contraste ligeramente superior, pero no más.



Samsung Galaxy S22+ (f/1.8, ISO 64, 1/180s, 23 mm equiv.)


iPhone 14 (f/1.5, ISO 40, 1/187s, 26 mm eq.)

los agrupación de píxeles operado por el Galaxy S22+ muestra su efectividad frente al iPhone 14. La exposición es mejor, el contraste más marcado y la nitidez mayor. El resultado es ciertamente correcto, pero por detrás de los tenores del mercado. De todos modos, notamos que el teléfono inteligente funciona un poco mejor que su predecesor, logrando en explicit ofrecer imágenes menos desaturadas.



Samsung Galaxy S22+ (f/1.8, ISO 200, 1/Four seg, 23 mm eq.)


iPhone 14 (f/1.5, ISO 640, 1/30 s, 23 mm eq.)

Módulo extremely gran angular: 12 Mpx, f/2.2, eq. 13 mm

El extremely gran angular del iPhone 14 ofrece tomas diurnas que son satisfactorias, por decir lo menos. Tienen un alto nivel de detalle, suficientes microcontrastes para revelar los elementos más finos, a pesar de algunas imprecisiones en términos de colorimetría. A modo de comparación, las tomas del Galaxy S22 (capturadas de forma nativa en 12 Mpx) muestran una menor nitidez y un tratamiento que favorece la viveza de los colores en su precisión.



Samsung Galaxy S22+ (f/2.2, ISO 80, 1/100s, equivalente a 13 mm)


iPhone 14 (f/2.4, ISO 64, 1/199s, 13 mm eq.)

La tendencia es bastante diferente por la noche, donde el procesamiento operado por Samsung permite encontrar más detalles. La foto de Apple sufre de un ruido muy marcado y, para quitarlo, es necesario pasar por un modo noche que requiere una exposición prolongada… y un desenfoque de movimiento cada vez mayor.



Samsung Galaxy S22+ (f/2.2, ISO 2500, 1/100s, equivalente a 13 mm)


iPhone 14 (f/2.4, ISO 3200, 1/30 s, 13 mm eq.)

Frontal y módulo de video

El iPhone 14 se beneficia, al igual que el iPhone 14 Professional Max, de una nueva cámara frontal denominada, como siempre, TrueDepth y manteniendo una definición de 12 Mpx. Sin embargo, el sensor está asociado con una apertura óptica en f / 1.9 en lugar de f / 2.2 y gana un enfoque automático muy útil. Las imágenes están bien expuestas, muy detalladas y el modo retrato conserva su precisión recurring, con algunos contratiempos, eso sí, en el pelo despeinado. En cuanto a los selfies, Apple no está en la carrera por los megapíxeles, pero te permite lograr algunas de las imágenes más naturales del mercado, con la ventaja añadida de interesantes efectos de iluminación.

En el lado del video, el iPhone 14 filma hasta 4K HDR (Dolby Imaginative and prescient) a 60 fps. Un modo que no sucede solo, porque el teléfono inteligente aprovecha el modo Cinemático (4K a 30 fps) que le permite crear un efecto de profundidad de campo e inauguró el año pasado, pero también el modo Acción. Esta estabilización promete utilizar todo el sensor principal del smartphone para una estabilización inspirada en las cámaras de acción. Y debemos admitir que el efecto es convincente. Tenga cuidado, necesita una escena correctamente iluminada para que funcione el modo, y la grabación tiene un límite de 2.8K a 60 fps.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *